martes, 5 de mayo de 2009

Los autores de Historieta Patagónica se presentan (entrevistas) DIEGO ABALLAY

Nombre, edad, lugar de nacimiento y residencia
Mi nombre es Diego Aballay, tengo 35 años. Nací en la ciudad de La Plata, donde vivo desde siempre.

¿Desde cuándo dibujás y por qué te dedicás a la historieta, humor o ilustración?
Cuenta mi vieja que hice, como muchos, un garabato en una pared de mi casa, a los tres años. De chiquito vivía dibujando, mis abuelos me traían hojas oficio del ministerio donde trabajaban, y yo me pasaba las siestas dibujando aventuras. Era genial porque todo era motivo de aventura a esa edad. Tengo todos esos dibujos que mi abuela Carmen guardó cuidadosamente. Los tengo en un cajón de mi estudio, y cada tanto los veo y me veo, puedo hacer un mapa de mi historia, a través de mis dibujos, ya que tengo todos los dibujos en sobres, carpetas, etc; TODOS TODOS.
Dibujé mi primer historieta a los doce años, en séptimo grado de la escuela primaria, en cuaderno rayado “Gloria”, esos naranja, con la bandera argentina flameando. Era un tremendo afano de Nippur, sin duda, pero bueno, yo era chico... se llamó “El hitita”. Después supe que ya había una historieta en Columba que se llamaba así.
Me dedico a la historieta porque me gusta contar historias de aventuras, de acción, me gusta mucho dibujar la figura humana en movimiento. De chico, volaba mi cabeza con esas historias, me las creía, era como pelear al lado de Nippur por alguna causa noble, como ser su amigo. Las historietas, cuando están hechas con amor, nos llevan sin dudas a un lugar mejor, nos hacen mejores. En realidad como todo lo que se hace con cariño, ¿no? Al menos es mi opinión...

¿Cuándo y dónde comenzaste a publicar?
En mi ciudad, en una revista de una tarjeta de crédito. Hice unas pequeñas ilustraciones para unos artículos. Me pagaban $5 cada uno. Fue a los veinte años. Después publiqué algunas historietas, muy mal dibujadas, en una revista de humor gráfico local, que se llamó La Gastada, con un tremendo grupo de dibujantes de mi ciudad, eso fue increíble, lo recuerdo con mucho afecto. Y en el 96 lo conozco al guionista Ricardo Ferrari, mi compañero actualmente en la Eura Editoriale; y con él ese año publico por primera vez en Columba, una serie de unitarios en El Tony y D´Artagnan. El sueño de mi adolescencia cumplido, yo devoraba las historietas de Columba.

¿Qué es lo que más te gusta trabajar y por qué? (humor de viñetas, tiras, historietas, ilustración)
Lo que más me gusta es la historieta, porque me permite crear personajes, monstruos, y demás; pero me encantaría ilustrar cuentos infantiles, para chicos bien chiquitos, o también hacer cuentos de aventura como los que sacó Genios, donde trabajó mi profesor Juan Bobillo, ya que me apasiona pintar.


¿A la historieta la vez como un medio de entretenimiento o un medio de expresión? ¿Vos cómo la utilizás?
Yo la veo como ambas cosas: entretenimiento y expresión. Sin duda leer es algo gratificante, nos mantiene atentos, despiertos, estimula la imaginación, y esto algo que hoy se está debilitando un poco. Los videojuegos les están quitando creatividad a los pibes, les dan todo hecho, y es un tiempo muerto, sólo entretiene, eso no se puede negar, pero los pibes no saben ya articular un mensaje de más de veinte palabras coherentemente. Escriben mal porque no leen, o leen poco, soy docente y veo esto como algo aterrador. Ojalá se leyese más historieta, ojalá se hiciese más y mejor historieta. Por eso creo que nosotros como artistas debemos dar siempre más, hacernos mejores, estudiar, esforzarnos... en fin, no quiero aburrir ni ser pesimista, disculpen.

¿Cuáles son tus autores preferidos y publicaciones? (del pasado y presente)
Del pasado, Columba y record; y de allí sin dudas mucho de lo escrito por Robin Wood, Ricardo Ferrari, Barreiro, Trillo, estos son mis titanes del guión. Y como dibujantes me fascinaron Lucho Olivera con Nippur, mi querido maestro Alberto Salinas con Dago, Juan Giménez, Gomez Sierra, Altuna con Ficcionario (una verdadera obra maestra), Enrique y Alberto Breccia y alguno más por ahí.
Actualmente el que me voló la cabeza como dibujante es Juanjo Guarnido, con Blacksad, es un español groso-groso.

¿Cuáles son tus influencias para crear y dibujar?
Una buena historia. De ahí parte todo. Me pasó que si el guión no me gusta, zas! Es como remontar un barrilete de plomo, estamos al horno. Pero si la historia me motiva, la creación fluye y todo va bien, los personajes, los escenarios, todo se hace divertido.
Y después como influencias en cuanto a maestros, mis maestros (ya lo conté) fueron Raúl Fortín (Humor, Humi, El péndulo) y Alberto Salinas (Dago, Chaco, Drácula), y después mis queridos profesores Juan Bobillo y Marcelo Sosa.

¿Cómo ves a la historieta actual?
A la historieta la veo siempre en crecimiento y renovación, los que veo que siguen siendo patéticos son los editores; que pareciera ser que nunca dejarán de rompernos las pelotas a los artistas. En nuestro país hay estupendos artistas que esperan un espacio, que esperan ganarse con su talento un lugar que se les niega (se “nos” niega, yo me incluyo en la larga lista de excluidos). Los editores decía un maestro están para c... a trompadas, y algo de eso hay...
Sin embargo está pasando algo, hay nuevos intento y creo que habrá más, las convenciones se llenan de gente, eso dice que hay interesados en la historieta. Por esto tenemos que trabajar duro para mejorar como artistas, en algún momento una puerta nueva se abre y hay que estar listos, “el día que llueva sopa, estén con la cuchara preparada” decía una maestra mía de la primaria. Yo deseo que a todos nos vaya bien, editores, guionistas, dibujantes; así algo pasará. No tenemos que dejar de hacer, por más que a veces no veamos un horizonte claro, hay que seguir; en mis peores épocas, cuando no tenía trabajo continuo, yo dibujaba incansablemente, estudiaba, practicaba todo aquello que me resultaba difícil, gastaba muchos lápices, miles de hojas, luchaba contra mis limitaciones. Veía un hermoso dibujo y eso sólo ya me motivaba para seguir, la belleza te contagia, sin dudas.
Algo bueno va a pasar, y nosotros somos los responsables. No nos quedemos quietos. Gastemos muchos lápices.

5 comentarios:

Chelo Candia dijo...

chueco: por tercera vez te lo digo: YO TE VOTO! ojalá nos crucemos alguna vez pa charlar un rato. un gusto, loco.

keki dijo...

Que grosooo chueco!!! muy motivadoras las palabras... y bellas, si que contagian Si Si... un beso enorme!

alejandro aguado dijo...

Diego, que buena historia la tuya, de las publicaciones y un lujo el comentario del último punto, que buen incentivo. Seguir adelante pese a todo
Un abrazo

el chueco Aballay dijo...

Queridos compañeros, gracias a todos y espero que en viñetas sueltas nos tomemos unos vinitos juntos y levantemos copas pa brindar juntos por esto que estamos generando.
Chelo, Keki, Ale, gastemos muuuuuuuuchos lápices!!!
Abrazos infinitos.
Diego.- (muy Chueco)
Un honor.

Cris y Caro dijo...

Un maestro chueco, un gustazo enorme conocerlo, un capo. Abrazo.